skip to Main Content
La Responsabilidad De Cuidarnos

La responsabilidad de cuidarnos

Hoy fui un rato a la oficina. Pendientes por resolver que no podía completar en casa.

Me puse la bendita mascarilla.

Fue bastante incómodo. No me dejaba respirar bien. Pero, espero, que sirva de algo. Para evitar contagiarme y, si lo estoy (que lo dudo) evitar contagiar a alguien más.

El virus es real. Sé de cuatro personas relativamente cercanas que lo tienen.

Mi oficina permanece cerrada. El gobierno local nos ha dado la opción de abrir, pero decidimos no hacerlo, al menos aún no. Para cuidarnos y para cuidar a nuestros clientes y a sus familias: mi cliente de mayor edad está cerca de los 90, y me parece sumamente irresponsable exponerle a él y a mis otros clientes innecesariamente cuando (casi) todo lo podemos hacer de manera virtual.

Claro, no les puedo estrechar la mano. No los puedo abrazar. No los puedo mirar directamente a los ojos cuando me hablan, tengo que usar una cámara como intermediaria.

Pero es la realidad. Una realidad que está en proceso de transformar industrias enteras, y que todavía no tenemos claro cómo se va a ver esa transformación.

La responsabilidad de cuidarnos está en cada uno de nosotros. No en el gobierno. No en nadie más.

Hacia adelante, siempre hacia adelante.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back To Top