Skip to content

La doble cara de la urgencia

Mexicanos criticando al sistema corrupto.

Hasta ahí, bien.

Hasta que necesitan un trámite, un “contacto”, alguien que les “ayude” a que sus necesidades sean resueltas, pero ya.

Ahí, no importa que se salten los procedimientos, las reglas, las filas, con tal de que “su” problema sea resuelto, de que “alguien” los atienda. Pero ya. Porque es urgente.

Pero bueno…

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top