skip to Main Content
Cuestionar La Realidad

Cuestionar la realidad

“Así estoy bien. No necesito más.”

Me dijo con toda seguridad.

“Más dinero no me va a hacer más feliz.”

Quizás es cierto. Sus palabras sonaban sinceras. Bien por él.

La realidad es que una emergencia financiera (incluso una muy pequeña) lo podría sacar de su balance, de su sentimiento de bienestar.

Pero él no lo veía así. Para él, acumular dinero no era malo, era innecesario.

Para él, el balance estaba en ganar lo suficiente para cubrir sus gastos. No más. No necesitaba ahorrar. Mucho menos invertir.

¿Es incorrecta su forma de pensar?

No es incorrecta. Es.

¿Le causará problemas? Es posible.

Pero mientras no quiera cambiar su forma de pensar, seguirá viviendo así.

Sintiéndose en perfecto balance, sin darse cuenta que se está balanceando en una cuerda floja, sin ningún tipo de soporte, y con el riesgo de que cualquier viento o movimiento en falso lo puede tirar.

La historia que te acabo de contar es de uno de mis alumnos. Ese descubrimiento. Esa forma de ver el dinero. Nunca la había cuestionado. Era su realidad.

Y la mejor forma de cambiar la realidad es cuestionarla.

Hacia adelante. Siempre hacia adelante.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back To Top