¿Es buena idea Invertir en Forex? 

Feb 28, 2017

Desde hace varios años han surgido (y desaparecido) cientos de esquemas de inversión en todo tipo de instrumentos. Pero hay uno en particular que, gracias al internet, ha proliferado más que otros: las inversiones en Forex.
Seguir Leyendo…

¿Es el oro una buena inversión?

Ago 24, 2016

Desde hace varios años han surgido voces que afirman que el oro es una buena inversión en “tiempos de incertidumbre”, y ofrecen argumentos aparentemente sólidos para respaldar su punto: hablan de la inminente crisis global, de que el dólar va a perder su valor, y de que el oro ha sido valorado desde tiempos antiguos. Algunas de estas empresas se anuncian en infomerciales, y otras a través de Internet y redes sociales. Lo que la gran mayoría de esas empresas tienen en común es una cosa: todas se dedican a vender oro.

Ya sea de manera directa a inversionistas, o a través de esquemas multinivel, el negocio de estas empresas está en que otras personas les compren el oro que venden. ¿Por qué, si el oro es tan bueno, tan maravillosa inversión es que estas empresas quieren tener menos oro? Yo pensaría que si en realidad creen lo que dicen en sus comerciales, estas empresas se dedicarían a comprar oro, no a venderlo. Al final de cuentas, si están tan seguros que viene una crisis global, si están tan seguros que el dólar va a perder su valor, ¿por qué están vendiendo su oro a cambio de dólares, una moneda que ellos mismos afirman está al borde del colapso?

Ahora bien, ¿qué hay de cierto sobre que precio del oro sube en tiempos de crisis? No parece ser el caso. Revisemos algunos ejemplos:
-En los últimos cinco años, el oro ha perdido más del 30% de su valor. En 2011 llegó a cotizarse en $1,900 dólares la onza, y hoy ronda los $1,300.
-En 2001, año en que definitivamente estábamos en una crisis (tanto por los ataque terroristas como por la caída de las bolsas), el oro llegó a su valor mínimo en más de 30 años. Uno pensaría que en esa época de crisis el oro subiría de valor, pero de hecho bajó.
-Ajustando por inflación, todavía estamos muy lejos del máximo histórico que el oro alcanzó en 1980. Si compraste oro en ese entonces, todavía te falta mucho para recuperar tu inversión.

¿Entonces por qué la insistencia en vender oro? Porque es buen negocio:
1. Comisiones. Muchos vendedores (especialmente los que venden en infomerciales) agregan una comisión al precio de venta, he llegado a ver casos que cobran hasta el 30%.
2. Diferencia entre el precio de compra y venta. Con el oro sucede lo mismo que con los dólares en las casas de cambio: Tiene precio de venta y de compra, pero como las transacciones en oro son menos comunes, no es raro ver que la diferencia sea mayor al 10%.

El oro ciertamente tiene valor comercial: se utiliza para hacer componentes electrónicos y joyería. Sin duda, puede tener valor emocional: ¿qué familia no tiene alguna pieza de oro, por pequeña que sea, que ha pasado por generaciones? Pero, como inversión, la evidencia nos muestra que puede ser mala idea, especialmente porque es un mercado donde hay mucho potencial de abuso por la falta de transparencia.

Versión en audio:

Sígueme en facebook.com/MiguelGomezConsejero

Transmitido en MVS Noticias y Publicado en El Diario de El Paso el 15 de Agosto de 2016.

Riesgos e Inversiones

Oct 20, 2015

Cuando se habla de riesgo en el mundo de las inversiones la primera idea que viene a la cabeza es la posibilidad de que se pierda dinero. Es una idea correcta, pero incompleta.

No es posible vivir sin riesgos. Incluso aquel que lleve la vida más aburrida y monótona se expone a la posibilidad de algún accidente en su caminar diario. Lo que sí podemos hacer (y de hecho hacemos todo el tiempo) es ser cuidadosos con los riesgos que tomamos, evitando aquellos que tienen una alta probabilidad de falla y una recompensa pequeña. Esto aplica para tanto para la vida en general como para las inversiones.

La experiencia nos enseña cuáles riesgos vale la pena tomar en la vida y cuáles no, y en las inversiones podemos apoyarnos de décadas de investigación para ayudarnos a determinar cuáles riesgos conviene y cuáles no. Veamos algunos ejemplos, así como las maneras de evitarlos o aprovecharlos.

El riesgo de concentración. Invertir todo tu dinero en una acción o incluso una industria. Este es un riesgo poco compensado: Tienes más de perder que de ganar, puesto que tienes que escoger a la empresa correcta, en el momento correcto. ¿La solución? Diversifica. Invierte en un portafolio que contenga cientos (o miles) de empresas. Lo puedes hacer a través de fondos de inversión. Sí, yo sé que hay empresas que han estado creciendo y su acción ha subido como ninguna otra. El tema es que nadie sabe cuál será la próxima y nadie sabe cuáles de las que han estado subiendo seguirán en existencia en los próximos 10 o veinte años.

El riesgo de la falta de liquidez. Invertir en productos que te penalizan si necesitas tu dinero antes de X años o que tienen un mercado tan limitado que cuesta trabajo encontrar un comprador es generalmente mala idea. No recomiendo que lo hagas, excepto en circunstancias muy específicas.

El riesgo de las empresas chicas. De las empresas que cotizan en la bolsa, las más pequeñas son las que tienen más riesgo. ¿Por qué? Porque son las que pueden quebrar más fácilmente. Pero por eso mismo son las que tienen mayor rendimiento esperado: los inversionistas que invierten en ellas exigen mayor rendimiento por su dinero para compensarlos por el riesgo mayor. ¿Cómo te ayuda a ti? Asegúrate que tu portafolio tenga una parte que invierta en empresas pequeñas, este es un riesgo que, a la larga tiene sus ventajas pero en el corto plazo puede ser estresante debido a las fuertes subidas y bajadas que tienen las empresas de este tipo).

El riesgo de la inflación. Este es el riesgo que toman aquellos que no quieren tomar riesgos con sus inversiones, pero también pierden. La inflación es la reducción del valor del dinero con el paso del tiempo. Hace diez años un galón de leche costaba quizá $2 y hoy cuesta por arriba de tres. Si tienes dinero que vas a necesitar en más de 10 años en el colchón o en una cuenta de banco, estás exponiéndote a este riesgo.

El riesgo de las tasas de interés. El deseo de muchos inversionistas de recibir mayores intereses en sus ahorros los ha llevado a invertir en bonos de largo plazo. En el momento que empiecen a subir las tasas, esos inversionistas se verán severamente lastimados. Mi recomendación es no invertir en instrumentos con más de 6-8 años de vencimiento.

El riesgo de la devaluación. Los mexicanos lo hemos vivido en carne propia. Aquellos que tienen sus ahorros en el banco son los más afectados. ¿Cómo evitarlo? Diversificando, invirtiendo en fondos o instrumentos que inviertan en el extranjero. Ojo, no dije comprar dólares, sino en fondos de inversión que inviertan en empresas internacionales. Y tampoco dije que todo tu dinero debe ser invertido así. ¿Por qué no es necesariamente buena idea simplemente comprar dólares? Por que se evita el riesgo de devaluación, pero se sigue tomando el riesgo de inflación y existen otros vehículos que podrían proporcionar mayores rendimientos, especialmente si es dinero que contemplas usar en el largo plazo.

El último riesgo que quiero cubrir hoy es el de la inacción. Cuando decidimos no hacer nada también estamos decidiendo algo. Si invertir no tuviera riesgos, tampoco tendría potencial de ganancias. Te invito a revisar cuánto riesgo necesitas, quieres y puedes tomar y que tu portafolio refleje tus necesidades individuales. El sitio de la Securities and Exchange Commission tiene buenos recursos para empezar.

Me encuentras en Facebook.

(Publicado el 19 de octubre en El Diario de El Paso. La versión en audio se transmitió el mismo día en Noticias MVS El Paso – Juárez con Karla Mariscal.

Escrito por Miguel Gomez, Consejero Financiero en El Paso, Texas.