Crear un patrimonio está al alcance de todos, pero no todos hacen algo para lograrlo. ¿Qué es un patrimonio? La definición más básica es simplemente un conjunto de bienes que tienen posibilidad de incrementar su valor con el paso del tiempo. ¿Cómo se hace? Gastando menos de lo que se gana, y poniendo a trabajar la diferencia (a través de inversiones de diversos tipos, por ejemplo).
Normalmente, cuando se piensa en patrimonio, se piensa en tener varias propiedades y abultadas cuentas de banco, lo que ocasiona que se vea como algo imposible de lograr. La realidad es que, un patrimonio se empieza con el primer dólar que ahorre por encima de sus deudas.
El primer paso para crear un patrimonio es un fondo de emergencias. Sí, yo sé que lo he dicho muchas veces en este espacio, pero no me cansaré de hacerlo. Si tiene deudas, haga solamente los pagos mínimos y ahorre todo lo que pueda para lograr acumular al menos mil dólares (o un mes de ingresos). Ya que los tenga, enfóquese en pagar sus deudas. Ya que haya eliminado todas sus deudas (excepto la de su casa), enfóquese a ahorrar.

Divida sus ahorros en tres “alcancías” (uso el término en sentido figurado, idealmente deberían ser cuentas en instituciones financieras de acuerdo con sus objetivos): metas de corto plazo, metas de mediano plazo y metas de largo plazo.

Las metas de corto plazo son, por ejemplo, las vacaciones del próximo año, mientras que las de mediano plazo son aquellas que quiere cumplir dentro de cinco años o menos y las de largo plazo son aquellas que están a más de cinco años de distancia: la jubilación, o la educación de sus hijos, por ejemplo.

Es muy importante que tenga claras esas cubetas (es decir, sus metas) y que a todas les deposite al menos una vez al mes. ¿Cuánto ahorrar cada mes? Depende de usted, pero si ya eliminó todas sus deudas (o si no las tiene) le aseguro no será difícil que pueda ahorrar 20% o más de sus ingresos mensuales (hay quienes ahorran incluso más del 35% de sus ingresos).

Lo más difícil es empezar a ahorrar, sobre todo para aquellos que no tienen deudas, como me lo recordó alguien esta semana, que me lo dijo de esta manera: “llevo 10 años trabajando, no tengo deudas y no puedo ahorrar”.

Yo no creo que el problema que tiene esta persona es el “no poder” ahorrar, sino que no lo ha puesto en su lista de prioridades. ¿Cómo hacerlo? Simplemente definiendo qué es importante para usted. Recuerde, nada define sus prioridades cómo lo que usted hace con su dinero y con su tiempo. Pregúntese ¿por qué trabaja? ¿Para qué es su dinero y su esfuerzo? Si quiere crear un patrimonio, hacerlo tiene que ser importante para usted, por que de lo contrario jamás hará lo necesario para construirlo, independientemente de si gana $1,000 o $30,000 dólares al mes.

Por supuesto, para que su patrimonio esté en su lista de prioridades, usted tendrá que eliminar algunas cosas de la lista, o quizá simplemente cambiarlas de posición. ¿En qué podría gastar menos para poder ahorrar más? ¿Qué gastos no aportan nada (o muy poco) a su vida? En los años que llevo dedicándome a esto, no he conocido a nadie que me diga que no incurre en gastos innecesarios o que todo lo que gasta es un reflejo perfecto de sus valores.
Tómese un par de horas esta semana para revisar su lista de prioridades y crear su plan de ahorro, y empiece a ahorrar. Se sorprenderá delo que puede hacer.

Le invito a seguirme en Facebook en www.facebook.com/miguelgomezconsejero

(Este post se publicó originalmente el 27 de Abril de 2015 en El Diario de El Paso y la versión de audio se transmitió el mismo día en Noticias MVS El Paso – Juárez)